Ávila Monumental

Guías de Turismo para la ciudad de Ávila

Ávila Monumental

Ávila Monumental nace en 1.996 con el propósito de contribuir a dar a conocer la ciudad de Ávila por medio de profesionales especializados, formados por Guías de Turismo bilingües.

Ávila es la ciudad más elevada de España, con 1.127 metros de altitud, y la que posee un mayor recinto amurallado, el cual, se encuentra perfectamente conservado, con un perímetro de 2.526 metros, una altura media de 12 metros, consta de 88 torreones y 9 puertas. A destacar la visión panorámica que de ella tenemos desde el monumento de los Cuatro Postes, especialmente de noche, con toda su iluminación encendida.

Pero Ávila, además de ser una ciudad medieval bien conservada, posee una profunda tradición mística, destacando las figuras de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Jesús, ambos santos se encuentran en la cúspide de la mística universal. Nuestra Santa fue canonizada en 1.622 y declarada, en 1.970, por el Papa Pablo VI, Doctora de la Iglesia Católica, título que por primera vez en la Historia se otorgaba a una mujer, a la par reformadora religiosa, mística y magnífica escritora. Monumentos abulenses ligados a la figura de Santa Teresa de Jesús se encuentran el Convento de la Encarnación, lugar en el tomo los hábitos; la iglesia de la Santa, edificada sobre el solar que ocupaba la vivienda familiar, y el Convento de San José.

En consideración a la inmensa riqueza arquitectónica que posee la ciudad de Ávila, y a su excelente estado de conservación, tanto del recinto amurallado, como de sus palacios medievales y renacentistas, y de sus edificios religiosos, fue distinguida por la UNESCO como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, el 6 de Diciembre de 1.985. Entre sus palacios destacan el de los Velada, Valderrábanos, Polentinos, Núñez Vela, Deanes y el de los Dávila, todos en perfecto estado de conservación y uso. De su gran número de edificios religiosos destacan la Catedral, que está considerada como la última maravilla del románico y la primera joya del gótico español; el Monasterio de Santo Tomás, residencia de verano de los Reyes Católicos; la Basílica de San Vicente y las iglesias de San Pedro, San Andrés, San Esteban, San Segundo, San Nicolás, San Martín y Santo Tomé, entre otras.